lunes, 20 de enero de 2014

Remedio natural para la gripe y el resfriado

Como media España está con el virus de la gripe, y la otra mitad la pillará en próximas fechas quería aportar mi granito de arena para alejar los "viruses" y bichitos malos que nos acechan. 

Es un remedio muy sencillo y barato que a mí de momento me está resultando bastante eficaz para no contagiarme. Ya me contaréis si a vosotros os da también buen resultado. Consiste en utilizar un limón, partirlo por la mitad y exprimir el jugo en un vaso, sólo es necesario unas cuantas gotas. Se diluye con agua, aproximadamente medio vaso y se toma lentamente, 5 veces al día, unos 10 minutos antes de las comidas. Si el limón tiene bastante zumo con tomar en total un limón al día sería suficiente. No es recomendable añadir azúcar, ni miel, ni un chorrito de coñac ni nada por el estilo. 



También se puede combinar en alguna de las tomas, con un poquito de cúrcuma en polvo, una media cucharadita. La cúrcuma ayuda a potenciar el sistema inmunológico.

Y ya está, así de fácil, como ya digo a mí de momento me está funcionando. También conviene evitar alimentos que producen mucha mucosidad como son principalmente los lácteos y las harinas refinadas, y es conveniente llevar una alimentación adecuada con predominio de frutas y verduras, así como dormir un número de horas suficiente, no fumar y evitar el estrés y los malos ratos.

De todas formas si a pesar de ésto alguien se siente mal, o tiene otras patologías y se contagia con la gripe se recomienda que acuda a su médico, que aunque es poco probable que le cure por lo menos le tendrá entretenido... que si una vacuna por aquí, un antibiótico por allá, un medicamento para la tos, un antihistamínico, algo para la fiebre... 


Me despido como es habitual con una frase, en este caso de Friedrich Dürrenmatt (1921-1990) Escritor suizo.

"Uno está tan expuesto a la crítica como a la gripe."

lunes, 6 de enero de 2014

Convicciones

Hola a tod@s de nuevo. Después de haberme tomado un pequeño descansito en esto de escribir en el blog, vuelvo de nuevo con ganas. Antes de nada, quería felicitaros el año nuevo y como estamos en el día de Reyes, espero que os hayan traido muchos regalos con los que seáis muy felices. 

Me ha inspirado para escribir una bloguera con un tema que, aunque no tiene nada que ver con lo que ella hablaba, su forma de expresarlo me ha hecho reflexionar, porque me he visto bastante reflejado en su forma de contar las cosas y no precisamente para bien, más bien al contrario, considero que es uno de mis errores y creo que hasta hoy no me había dado cuenta. 

El fallo es que cuando tengo firmes convicciones sobre un tema, a veces las expreso de forma bastante radical, como si fuera la verdad absoluta y como si el que no piensa como yo fuera poco menos que un ignorante... y esto me he dado cuenta de que no está nada bien. 



En primer lugar porque con esta actitud ni siquiera se da paso a que los demás puedan expresar su opinión. Cuando se es tan radical los que te escuchan o en este caso leen, ni siquiera se atreven a decir nada o si lo hacen puede ser que rebatan tus opiniones de forma igual de radical pero en sentido contrario, creando un conflicto.

En segundo lugar, se pierde uno las opiniones de los demás, que siempre te pueden hacer ver las cosas de otra manera o ver matices que uno mismo no ha sido capaz de ver y te impide enriquecerte con sus opiniones.

Y en tercer lugar he aprendido en este tiempo que "la verdad" no es algo absolutamente absoluto, sino que cada uno tiene la suya, y que hay muchas formas de ver la vida y muchos puntos de vista muy variados.

¿Quiere esto decir que no hay que tener firmes convicciones sobre las cosas o que todo es relativo? Pues no es esto lo que yo quería decir, sino más bien que en la actitud que se tiene, en la forma de expresarse hay que dar lugar al otro, para que pueda dialogar, para que él también forme parte de lo que estás tratando y pueda existir una verdadera comunicación. 

Tener un blog para decir lo que uno piensa está muy bien, pero si el único propósito es expresar tus opiniones sin contar con los demás, creo que al final se convierte en una forma de dar rienda suelta a tus paranoias y obsesiones sin mucho sentido y además se hace aburrido.

Pues nada más. Hoy me despido con la cita de José Ortega y Gasset (1883-1955) Filósofo y ensayista español.

"Nuestras convicciones más arraigadas, más indubitables, son las más sospechosas. Ellas constituyen nuestro límite, nuestros confines, nuestra prisión."