viernes, 12 de marzo de 2010

Miguel Delibes

Hoy ha muerto Miguel Delibes y desde aquí quería rendirle mi pequeño homenaje a este gran escritor.

Nació en Valladolid en 1920, estudió Comercio y Derecho, fue catedrático de Derecho Mercantil en la Escuela de Comercio de Valladolid. Simultáneamente ejerce el periodismo en "El Norte de Castilla". Se dedicó a la docencia, al periodismo, fue conferenciante a nivel internacional y un gran novelista perteneciente al "realismo social", cuya característica principal es presentar y denunciar realidades sociales concretas y tratar de contribuir a transformar la sociedad, utilizando un lenguaje sencillo que llegue fácilmente a todo el mundo.

Ideológicamente se caracteriza por su humanismo cristiano comprometido con los problemas de su tiempo. Critica la sociedad burguesa y su progreso técnico hecho a espaldas del hombre. De ahí que trate con frecuencia temas sobre la naturaleza y la vida rural sencilla de las gentes del campo.

Se dió a conocer al ganar el Premio Nadal en 1947 con la obra: "La sombra del Ciprés es alargada".

Entre sus obras más destacadas están:
"Aún es de día (1949)
"El Camino" (1950)
"Cinco horas con Mario" (1966)
"Los Santos Inocentes" (1981)
"Señora de rojo sobre fondo gris" (1991)
"El hereje" (1998) Premio Nacional de Literatura.

Destaca por sus grandes dotes como narrador y facilidad para reflejar tipos y ambientes, así como su dominio del idioma que le permite plasmar los más variados registros, desde lo culto a lo popular, lo pedante y lo sencillo, habla infantil o rural.

Hoy me despido con una cita del propio Miguel Delibes:

"Al palpar la cercanía de la muerte, vuelves los ojos a tu interior y no encuentras más que banalidad, porque los vivos, comparados con los muertos, resultamos insoportablemente banales."

1 comentario: