martes, 23 de febrero de 2010

Eurovisión 2010

Desde que era niño me ha gustado seguir el festival de Eurovisión. Siempre estaba pendiente de cual era la canción española que nos representaba, a ver cuantos puntos nos daban los otros países y si conseguíamos ganar. Y como siempre me ha gustado mucho la música me interesaban las canciones que se hacían en otros paises. El festival era como una puesta en común de toda la cultura musical de Europa y paises próximos.

Actualmente cada vez lo sigo menos. Me parece un concurso bastante desfasado, sobre todo en cuanto a propuestas musicales, y parece que se valora más la puesta en escena que la propia canción. Además hay que tener en cuenta que las votaciones, como todo el mundo sabe no se hacen porque guste más una canción u otra, sino por proximidad geográfica, por ejemplo los páises nórdicos se votan entre sí, aunque la canción sea un petardo.

Y desde que tengo uso de razón casi siempre ha habido polémicas con la canción española que llevábamos a Eurovisión. A veces gustaba más, otras menos, y otras era poco menos que un escándalo llevar una canción así.

Últimamente la elección del representante español parece más bien un concurso para frikis, tratando de buscar la canción más patética. Ya tuvimos al Chikilicuatre en el 2008, con su perrea... perrea y su tupé imposible, y este año parece que ha habido también un tal John Cobra que no se sabía la letra de su canción, se puso a insultar al público y dió un "gran espectáculo".

Y como representante este año en Oslo tenemos a un tal Daniel Diges, con una canción que dice algo así como "algo pequeñito, algo chiquitito..." Desconozco a que parte de su cuerpo se refiere, pero la canción por lo poco que he oído me parece lo más lamentable y ridículo que he escuchado en mi vida. ¡Como vamos a ganar con una canción así! Bueno, ni con una así ni con otra distinta, porque ese concurso España no lo volverá a ganar jamás, por el tema de las votaciones que comentaba anteriormente, pero creo que por lo menos se podría llevar a un representante digno, con una canción decente. Y este año por lo menos había dos canciones que a mí me gustaban personalmente y creo que podrían haber tenido un buen resultado. Una era Coral Segovia con su canción "En una vida" y mi gran favorita que eran Venus y su canción "Perfecta", una canción bastante animada, diferente a lo típico de Eurovisión y que podría haber dado mucho juego con una buena coreografía. Pero en fin... al público en general le ha gustado más lo chiquitito y lo pequeñito... Para que luego digan que el tamaño no importa...



Actualización 31 Mayo 2010

Pódeis ver el vídeo de Daniel Diges con el espontáneo que salió al escenario en este enlace

4 comentarios:

  1. Jajaja! me ha encantado el tono crítico-guasón de tu post;-)De eurovisión no opino pq ya lo has dicho todo pr si..a mi Venus tb me gusta!;-)

    Un petonet gordo!

    ResponderEliminar
  2. algo chiquitito uooo uooo uoooo, vergonzosooooo jjjj

    ResponderEliminar
  3. A mi, sinceramente, eurovisión me la pela bastante, porque me gusta la buena música.

    Pero vamos, no deja de sorprenderme eso de que es lo más lamentable y ridículo que has escuchado en tu vida. Y más me sorprende si dices que has sido seguidor habitual del festival. Vamos, que el "iuropslivinacelebreission" de Rosa era un temazo, o la Soraya con la mierda aquella tipo canción del verano. Ahhh nooo, que la mejor calidad a eurovisión la llevaron las ketchup. Por no hablar de la única vez que España ha ganado, Lalalala, la quinta escencia de la música en castellano vamos. Tanto fue que la Masiel no ha hecho nada más que hacer el ridículo por las televisiones con lo garrula que es.

    ResponderEliminar
  4. Pues yo me enteré cuando ya se había elegido y aunque la letra es patética, no se puede negar, creo que tiene ritmo y puesta en escena, no sé, a mí no me disgustó, no creo que demos la campanada pero tampoco haremos el ridículo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar