lunes, 30 de noviembre de 2009

Ha llegado el invierno

Hoy ya se puede decir que ha llegado el invierno a Valencia. Tras disfrutar hasta ahora de un tiempo casi primaveral, con temperaturas habituales de 20º C durante el día, hoy por fin el termómetro ha pegado un bajón tremendo de 8 grados por lo menos y empieza a hacer ya, lo que se conoce con el nombre de fresquito. Y es que lo que venía pasando hasta ahora no era muy normal. Que a finales de noviembre tuvieramos esas temperaturas tan altas es algo que yo no había visto nunca.

Por cierto, el frío me recuerda que se acerca la Navidad, esa época de paz, de alegría, de consumismo desorbitado, en el que las familias se reunen felices en torno a una mesa, empiezan a comer, a beber, a hablar, a discutir, a sacarse los trapos sucios que se han ido acumulando durante el año y suele acabar todo como el rosario de la aurora. Pero como es la tradición hay que respetarla y todos los años se sigue haciendo lo mismo, nos guste o no, porque así se ha hecho siempre.

Y como es habitual por estas fechas hay que empezar a comprar ya los turrones, los polvorones, las figuritas, las peladillas, el cava de Freixenet, la sidra el Gaitero y todos esos dulces tan típicos que están tan buenos, pero que se suelen ir acumulando en determinadas zonas del cuerpo, michelines, barriguita, cartucheras, etc. etc. produciendo gran espanto en todos nosotros, cuando al llegar el día de Reyes, nos miramos en el espejo y parecemos el doble de Papá Noel. Entonces es cuando, nuevamente siguiendo la tradición y como todos los años, hacemos nuestros propósitos para el nuevo año, entre ellos el de hacer dieta para bajar esos kilitos que hemos cogido y... mmmmm, bueno... creo que me estoy adelantando un poco, ¿no? Me he liado con lo del frío y unas cosas han llevado a otras y al final me he puesto a hablar de lo que no tocaba.

En fin. Me despido con el dicho y su explicación:
"Acabar (terminar) como el rosario de la aurora"

Finalizar una reunión de forma desordenada, tumultuosa o violenta. El rosario de la aurora es una antigua tradición que consiste en reunirse en las primeras horas del día para rezar el rosario. Antiguamente, una vez finalizado el rezo, cuando los fieles se retiraban a sus casas, solían salir a flote las divergencias de tipo político, social o profesional y se organizaban auténticas batallas campales, que comenzaban rompiendo los faroles para evitar que su luz delatase a los alborotadores.

© Espasa Calpe, S.A.

sábado, 21 de noviembre de 2009

Arrieritos somos...

Hay una cosa que me molesta bastante y es cuando vas al supermercado a comprar y está abarrotado de gente, siempre te encuentras unas colas kilométricas en la caja para pagar... Pero hay otra cosa que me molesta aún más, y es que pretendan colarse justo en mis narices cuando después de haber hecho una larga espera está a punto de tocarme.

Pues resulta que esta mañana como suele ser habitual voy a comprar al super mis botellitas de agua de la marca Bezoya, que como todo el mundo sabe el agua Bezoya es muy buena porque alarga la... vida, y cuando está a punto de tocarme llega una señora mayor por detrás y le dice al último de la fila que estaba detrás de mi que si le dejaba pasar que sólo llevaba un artículo, entonces por lo visto el hombre le dice que sí y la señora se pone en primera fila, delante de mi, sin decirme a mí ni palabra. Por lo visto debo ser familia del hombre invisible porque o la señora no me vió o me ignoró completamente.

Y cuando ya por fin me va a tocar, le comento a la señora que ella a mí no me había dicho nada de dejarla pasar. Entonces la señora muy ofendida, (porque por lo visto es mi obligación dejar pasar a todas las mujeres mayores que quieren colarse), me dice:

- (Señora): Perdone usted, es que yo se lo dije a la persona que estaba detrás y me dejó pasar.

- (Yo): Claro, señora, pero la persona que está detrás es una persona distinta a mí. Yo soy otra persona que también estoy comprando aquí, al menos podía comentármelo que quiere pasar y a mi no me importaría dejarla.

- (Señora): Perdone usted, arrieritos somos... arrieritos somos...

Y la señora cogió su artículo y se puso detrás de mí.

- (Yo): Pero a ver señora, si yo lo único que le estoy diciendo es que al menos podría habérmelo comentado, sólo eso.

Y ella seguía diciendo:

- (Señora): Arrieritos somos, arrieritos somos...

- (Yo): Pero señora... que yo solo le he dicho...

- (Señora): Arrieritos somos, arrieritos somos...

- (Yo): ¡Y dale con lo de arrieritos somos!

Así que pagué, teniendo que aguantar encima las malas caras de la cajera y de otras personas, como si tuviera yo la culpa de algo y me fui con mis botellas para casa, totalmente incomprendido.


Así que según parece si en un supermercado hay una cola de 10 personas en la caja y sólo llevas un artículo, le dices a la última persona de la fila que si te deja pasar y si te dice que sí, a continuación puedes ponerte directamente en primer lugar sin necesidad de comentar nada a las otras 9 personas que hay delante, incluida la que le está a punto de tocar. Esto parece lo correcto, así que ya sabéis lo que tenéis que hacer si algún día tenéis un poquito de prisa y os queréis evitar la espera.

Me despido con un dicho, a ver si adivináis cual puede ser:

"Arrieritos somos... y en el camino nos encontraremos."

Advierte que quien niega un favor a otro se arriesga a que en el futuro ese otro se desquite negándoselo también a él.

martes, 10 de noviembre de 2009

Quiero y no puedo

AVISO IMPORTANTE: Este post es altamente deprimente. En caso de que sufras depresión, ansiedad, estrés post-traumático, si has tenido intentos de suicidio, padeces síntomas de resfriado, gripe A, dolores de cabeza, calambres musculares, o sencillamente no te apetece leer a alguien contando sus penas o quejándose amargamente de cosas sin la menor importancia, es mejor que no sigas leyendo. En caso de duda consulta a tu médico o farmaceútico.



Hace unos días alguien me ha dicho que mi blog es fúnebre, que sólo cuento cosas malas. Y la verdad es que tiene razón, ojalá consiguiera hacer que en mi vida sucedieran cosas buenas, pero no es así.

Hoy me siento triste, tampoco es que tenga nada en especial por lo que sentirme así, supongo que será el estrés del día a día, mi vida en general, la carrera que hago que no me ilusiona y me agobia, el no tener trabajo, no tener pareja ni la menor esperanza de encontrarla, el sentirme como un inútil en todo lo que emprendo. Lo que me pasa siempre... que quiero y no puedo.

Antes cuando iba a trabajar por lo menos me relacionaba con algunas personas y podía hablar aunque fuera de tonterías, ahora me siento más solo. Aunque cuando está uno así, casi es mejor estar solo para no amargar la vida a nadie, ni que me tengan que aguantar las tonterías que digo.

Hoy he tenido un sueño, recuerdo su voz, era muy real, lo que sucedía, la forma de sentirlo... todo. Muchas veces me parecen más reales y más intensos los sueños que tengo, que la propia realidad. Supongo que mi cerebro necesita emociones fuertes y como no las consigo en la vida normal se las inventa durante los sueños. Pero me desperté y me di cuenta de que todo había sido un sueño, que habia vuelto a la realidad, a mi triste realidad. Así que encima de despertarme a las 6 de la mañana sin necesidad de tener que madrugar, luego no pude dormirme y ahora estoy con una depresión que no puedo con ella.

En fin, voy a ver si consigo pensar en positivo y me quito de encima esta negatividad que está pudiendo conmigo.


Me despido con la cita de Arturo Pérez Reverte:

"La vida es muy traicionera, y cada uno se las ingenia como puede para mantener a raya el horror, la tristeza y la soledad. Yo lo hago con mis libros."

lunes, 2 de noviembre de 2009

Resultados de la encuesta ZP y subida de impuestos

Voy a publicar los resultados de la encuesta que realicé hace unos días sobre la subida de impuestos de ZP.
La pregunta era:
¿Estás a favor de la nueva subida de impuestos que va a realizar Zapatero en el 2010?

Los resultados han sido:

nº de votos = 3

Sí, hay que realizar un "esfuerzo solidario" con los más necesitados.
0 votos (0%)

Sí, pagar impuestos es necesario y si suben hay que aceptarlo.
0 votos (0%)

A mí me da igual... Paso de política.
0 votos (0%)

¡Ah! ¿pero van a subir los impuestos? ¡Qué fuerte! ¿no?
0 votos (0%)

No, me parece una medida injusta, innecesaria y perjudicial para todos.
0 votos (0%)

No, estoy harto de pagar los errores, desmanes e improvisaciones de ZP.
1 voto (33%)

¡Me cago en ZP y en todo su gobierno! ¡Elecciones YA!
2 votos (66%)



Esta encuesta demuestra según mi entender dos cosas:

1. Las encuestas sobre política no tienen demasiado éxito en mi blog, lo cual lo tendré en cuenta para futuras ocasiones.

2. La encuesta demuestra que una amplísima mayoría de españoles está en contra de la subida de impuestos, lo cual no es nada sorprendente porque si ya están las cosas mal, que te suban el IVA y demás impuestos no creo que favorezca a nadie, sino todo lo contrario. Y eso de que la subida de impuestos iba a ser sólo para los ricos se ha demostrado que era una mentira y gorda, como tantas otras...


En fin, me despido con la cita de Benjamin Franklin (1706-1790) Estadista y científico estadounidense.

No hay nada tan cierto en el mundo como la muerte y los impuestos.