miércoles, 14 de octubre de 2009

Falsas Ilusiones (II)

Creo que he equivocado mi profesión, realmente debería dedicarme al montaje de películas, porque es lo que mejor se me da. Me monto muy bien mis propias películas. La verdad no se como se me daría montar las de los demás. Supongo que quizá la película saldría al revés de lo que realmente tenia en mente el director cuando la dirigió.

El caso es que otra vez me he hecho Falsas Ilusiones (II), unas expectativas infundadas que en ningún momento me tendría que haber siquiera planteado. Y es que como toda buena película o a veces incluso las malas, tienen su secuela, esta vez ha sido igual. Parece que no aprendo, que la realidad, (mi realidad) va por una parte y mis deseos y mis esperanzas van por otro lado y nunca va a llegar el momento en que confluyan.

Al menos ya tengo claro lo que hay, lo que tengo, y cómo son las cosas. Se que hoy es un nuevo punto de partida. Esta vez no me vendré abajo, seguiré adelante con ilusión, aprendiendo de los errores para no volver a cometerlos y centrándome en mis metas.

Dicen que el hombre es el animal que tropieza dos veces en la misma piedra, yo he tropezado ya dos veces y espero que esta vez sea la última vez que lo haga. Veré las cosas desde el punto de vista positivo, y me centraré en lo bueno que conservo (que es muchísimo) y no en lo que podría haber pasado.


Hoy me despido con dos citas de René de Chateaubriand (1768-1848) Diplomático y escritor francés.

"Mientras que el corazón tiene deseo, la imaginación conserva ilusiones."

"Nuestras ilusiones no tienen límites; probamos mil veces la amargura del cáliz y, sin embargo, volvemos a arrimar nuestros labios a su borde."

domingo, 11 de octubre de 2009

EFT y Miedo a hablar en público

Debido a mi grave problema que tengo de miedo a exponer en público los trabajos y ejercicios que tengo que hacer durante el curso, he decidido que en vez de rendirme o tirar la toalla como solía hacer hasta ahora, es mejor buscar alguna solución y enfrentarme al problema. Y tras barajar diversas soluciones posibles como por ejemplo... cortarme las venas (descartada), dejármelas largas (descartada también), tomar algún tranquilizante que me deje como un zombie y me calme la ansiedad en esos momentos (descartada), visitar un psicóloco que me diga como tengo que enfrentarme al problema (en stand-by)... he encontrado una técnica, llamada EFT (Emotional Freedom Techniques = Técnicas para la Liberación Emocional) que en un principio puede resultar una técnica rara, chocante, disparatada o carente de todo sentido... pero una vez que profundizas en ella, la conoces, ves como funciona y la pruebas, mi impresión ha pasado del escepticismo inicial a preguntarme... ¿y por qué no va a funcionar?

Apenas hace un par de días que conozco esta técnica y después de probarla lo que si he notado es que los niveles de ansiedad se reducen en gran medida, la energía aumenta, y el estado de ánimo mejora. Así que en principio parece una técnica interesante, que se puede aplicar a multitud de problemas, como por ejemplo, fobias, miedos, estrés, depresión, obsesiones, sensación de culpa, adicciones, alergias, dolores de cabeza, para adelgazar, incluso hay quien la ha probado con éxito con enfermedades más graves de tipo físico no sólo psicológico.

Para explicar un poco en que consiste la técnica y sus fundamentos he copiado y pegado de la página de Luis Bueno, una explicación bastante clara:

EFT es una herramienta sencilla y tremendamente eficaz, que fácilmente puede ser aprendida por cualquiera, y que posibilita, mediante unos sencillos “golpecitos”, tapeos o tapping en determinados puntos de nuestro cuerpo, movilizar la energía. Esta técnica, creada por Gary Craig, se apoya en el siguiente postulado:

“La causa de todo malestar emocional es una alteración en el sistema energético corporal”

En realidad, y dicho de modo sencillo, podríamos explicar EFT como una técnica moderna de acupuntura sin agujas, que estimulando en ciertos puntos que corresponden a los meridianos energéticos del cuerpo, posibilita la liberación de la energía estancada, densa, y que está generando una respuesta de malestar, para permitir que dicha energía fluya libremente, posibilitando el equilibrio y bienestar.


Por si a alguien le interesa, aquí os dejo un enlace a la página oficial en español.

Otro enlace por si os queréis descargar un manual en PDF de EFT.


Un video de Luis Bueno, claramente explicativo de en qué consiste la técnica básica de EFT:


Y otro video de EFT aplicado al caso concreto de miedo a hablar en público y sus posibles orígenes:



Bueno, pues ya me contaréis que os parece esta técnica, si alguien la conocía y si sabe si es realmente eficaz para tratar temas complicados.

Me despido con la cita de Publio Siro (Poeta dramático romano):

"Nadie llegó a la cumbre acompañado por el miedo."

domingo, 4 de octubre de 2009

No quieres taza...

... pues toma garrafa de 5 litros.

Resulta que el otro dia iba yo tan tranquilo a clase, en principio todo parecía más o menos normal, un día despejado... lleno de paz... de armonía y sólo tenía que asistir a una clase teórica donde, entre otras cosas se iba a exponer el enunciado del primer ejercicio que tenemos que hacer durante el curso... Una clase teórica que por cierto su primera parte era repetida y donde había un nivel de murmullo tan exagerado... la gente hablando, alguno riéndose a carcajadas... que al profesor no se le escuchaba absolutamente nada (y digo yo, al que no le interese la clase que se vaya a su casa... pero que no se dedique a tocar las narices a todo el mundo... Esto lo digo como un comentario al margen)

El caso es que hasta aquí todo más o menos normal, pero llegó la segunda parte: las listas de alumnos de cada profesor. Al principio de curso te dan unas fichas donde puedes elegir por orden de preferencia el profesor que más te guste de los 6 o 7 que hay. Y así lo hice, puse mis 5 númeritos del 1 al 5 en la casilla de cada profesor, según mis preferencias. El caso es que al mirar las listas, me había tocado con un profesor que elegí en 4º o 5º lugar, ya ni me acuerdo. Vamos, el típico profesor que piensas que no te va a tocar en la vida, que ni le conoces ni ganas que tienes. Y digo yo. ¿Para que sirve entonces hacer esas fichas para elegir profesor, si después te ponen con el que menos te lo esperas?

Pero eso no es lo peor, lo peor es el profesor en si mismo, que tiene un método de trabajo bastante incompatible con mi forma de ser, por decirlo de alguna manera. Todos los trabajos que se hagan durante el curso hay que exponerlos en público con un powerpoint delante de todo el mundo. Y el primer trabajo que hay que exponer es este próximo martes...

Realmente decir que estoy nervioso sería un eufemismo. Estoy... al borde de cortarme las venas. Todas mis esperanzas de acabar la carrera este año se están viniendo abajo. Creo que he sido demasiado optimista e iluso en mis apreciaciones de este tiempo atrás. Creo que tendría que ser más consciente de mis limitaciones y de mi forma de ser para fijarme objetivos realmente alcanzables. Está claro que o supero el problema que tengo de FS o voy a seguir teniendo muchos problemas en mi vida.

Y aunque tengo muy buenas amigas que me ayudan mucho, pero el miedo, por no decir el terror o el pánico absoluto ante este tipo de situaciones me superan y no sé como controlarlas. Por si alguien no lo ha entendido aún, este terror es lo que diferencia la fobia social de la simple timidez o la cierta incomodidad de hablar en público que puede tener casi todo el mundo.


Hoy me despido con la cita de Aristóteles:

"El miedo es un sufrimiento que produce la espera de un mal."