martes, 1 de septiembre de 2009

Vacaciones forzosas

Bueno... pues como ya avisaba en uno de los artículos de este mes de agosto, concretamente en "Abierto por vacaciones" la cosa en el trabajo era preocupante y no pintaba muy bien, así que desgraciadamente mis sospechas se han confirmado. Ahora mismo estoy en lo que se podría denominar como "limbo laboral" es decir el próximo mes de septiembre mi jefe me ha dicho que no hay trabajo para mí y naturalmente no cobraré nada y en el mes de octubre ya se verá si hay trabajo aunque me imagino que no habrá. Así que podríamos decir que estoy en el paro pero sin cobrar paro, lo cual es un asco despues de llevar tanto tiempo trabajando en esta empresa y dedicándole demasiado tiempo.

De todas formas no hay mal que por bien no venga y como decía también en ese articulo a partir de ahora dedicaré mi tiempo sobre todo a terminar la carrera y a prepararme bien para intentar conseguir un mejor empleo.

Pues nada más, hoy ha sido un post cortito.


Me despido con la cita de San Juan Bosco:
"¡Ay de quien trabaje esperando la alabanza del mundo!: el mundo es un mal pagador y paga siempre con la ingratitud."

3 comentarios:

  1. Sí señor! ya verás como a la larga resultará que el jefecillo te habrá hecho un favor...a por todas niño!;-) Petonets!

    ResponderEliminar
  2. Mucha suerte con tus vacaciones forzadas... y que diablos, ya que no queda de otra, lo mejor es aprovechar el tiempo que tendrás libre en algo productivo... jejeje para ti por lo menos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Entonces mucho ánimo. Yo creo que lo más importante es tomar la mejor actitud, ver la cara buena del asunto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar