lunes, 28 de septiembre de 2009

Visita a Sta María Micaela

No, tranquilos, no os asusteis... no es que haya ido a visitar a una santa para pedirle que apruebe este año todas las asignaturas, no, (aunque quizá, pensándolo bien... no sería tan mala idea). Lo que pasa es que en una de las asignaturas hemos ido a visitar un conjunto residencial de tres edificios que se llama así, por estar situado en una calle con ese nombre.



Y la visita ha sido bastante pasada por agua, llovía a mares, hacía frío, hacia viento, hacía de todo.

Nos reunimos todos en una de las salidas de la universidad para ir en autobús junto a los profesores y cuando ya ibamos de camino hacia el autobús una chica, llamémosla chica P. me pregunta que autobús hay que coger y es que no había un sólo autobús sino dos. El caso es que al final nos subimos en el segundo autobús y me siento con ella, y empezamos a hablar. Y durante toda la visita seguimos hablando y es que parece que tenemos algunos puntos en común. Y la verdad es que me ha gustado hablar con ella porque por lo menos ya conozco a alguien y no me voy a sentir tan solo en la asignatura.

La visita en general estuvo entretenida: visitamos las zonas de espacio público, las galerías de instalaciones, incluso el interior de una de las viviendas, gracias a que un arquitecto que vive allí, llamémosle Juan Tamariz por su gran parecido al mago, permitió que unas 70 personas se pasearan por su casa, no todos a la vez sino en varios grupos.
La verdad es que tuve bastante suerte porque conseguí entrar de los primeros y marcharme por mi cuenta un poco antes a casa que el resto. Cuando salía me despedí de la chica P. que todavía esperaba para entrar y me dijo que ya nos veríamos el próximo día.

Y a pesar del tiempo que hacía y de ir cargado con el paraguas, la visita estuvo muy bien, además conseguí hacer unas fotos muy chulas con mi cámara nueva, que tiene un pedazo de pantalla enorme.

Bueno, pues nada más. Me despido con la cita de Helmut Schmidt:

"Quien desee alcanzar una meta lejana debe dar muchos pasos pequeños"

viernes, 25 de septiembre de 2009

La Familia ZP

Aqui os dejo la famosa foto en la que el presidente de los Estados Unidos Barack Obama y su esposa Michelle posan junto a la Familia Monster recién llegada de Transilvania... vemos en el centro al cabeza de familia con su sonrisa habitual insinuando sus aviesas intenciones de chuparnos hasta la última gota de nuestra sangre... ¿¿¿mmmmm??? ... ¡uy! perdón, perdón, ¡pero que veo! Ahora que me fijo bien... pero si no es la familia Monster sino que es ZP, su mujer y sus hijas. ¡Qué fallo más tonto! En fin... pido disculpas por este error.



Quiero decir que todos los españoles nos sentimos muy orgullosos de la imagen que ofrece nuestro presidente ZP y su familia fuera de España: una imagen de sobriedad, de solemnidad y de seriedad absoluta. O ¿quizá es una imagen de luto, acorde con la situación económica de España?

Sea como sea, todos los españoles estamos muy contentos de que con el dinero de nuestros impuestos, ZP y toda su familia viajen a cualquier lugar del mundo siempre que les apetezca y se hagan fotos con grandes mandatarios internacionales, aunque los demás nos quedemos sin trabajo y sin la posibilidad de cobrar ni siquiera el mísero subsidio del paro. Si ZP no tuviera dinero para estos viajes yo mismo me ofrecería a pagárselo con mis ahorros. Todo sea por ver fotos como ésta.

Primera semana de clases

Ya ha comenzado el curso y ha empezado de una forma más o menos tranquila... las típicas presentaciones de las asignaturas, alguna conferencia, explicaciones de los trabajos que se harán a lo largo del año, una película "cutroncha" que nos han puesto relacionada con los trabajos que realizaremos, en la que por cierto salía Ben Affleck de jovencito... reencuentros con viejos/as amigos/as que hacía tiempo que no veía... En definitiva, una semana de inicio del curso mejor de lo esperado, en la que me estoy tomando las cosas con calma, intento ir pasito a paso, sin agobiarme y de momento lo voy consiguiendo.

Lo peor o lo mejor, pero sobre todo lo más difícil vendrá a partir de ahora, cuando empiecen las entregas, los agobios, hacer los grupos, conocer a gente nueva y empezar a trabajar en serio. Espero que todo vaya tan rodado como esta primera semana. De momento vamos a pensar en positivo y a creer que todo irá bien. Eso espero.

Hoy me despido con la cita de B.C. Forbes:

"El golf sin bunkers de arena y otras dificultades en el recorrido sería monótono y aburrido. Lo mismo sucede con la vida."

sábado, 5 de septiembre de 2009

Fobia social

Hoy quería hablaros de un problema que sufren algunas personas llamado fobia social y me gustaría hablar de ello porque no suele ser bien entendido por los demás, supongo que porque no es suficientemente conocido y cuando se cuenta puede resultar extraño.

La fobia social básicamente es un miedo a ser evaluado negativamente por los demás en determinadas situaciones sociales, miedo a hacer el ridículo, a no saber que decir, a no saber expresarse bien, a sentirse fuera de lugar o parecer raro, a sonrojarse, a hablar en público, miedo a conocer gente nueva, a que te vean escribir o dibujar, a que todo el mundo te mire, a que te vean comer, etc. Es parecido a la timidez pero mucho más exagerada. Ésto lleva a que la persona que la sufre sienta una gran ansiedad en estas situaciones y hace lo posible por evitarlas, lo cual a su vez provoca aislamiento social, depresión, baja autoestima, etc.

Por ejemplo, para cualquier persona que no tenga este problema, asistir a una fiesta y conocer gente nueva suele ser un motivo de alegría, de diversión, de pasarlo bien. Sin embargo para una persona con fobia social ir a una fiesta puede ser peor que una tortura, y a no ser que por compromiso no tenga más remedio que ir, intentará evitar la situación.

Lo mismo ocurre cuando conocen a gente nueva sobre todo si es del sexo opuesto, este miedo y los niveles de ansiedad pueden acentuarse en gran medida. Si además la persona les atrae no sería extraño que en vez de quedarse para conocerla mejor, que sería los más normal, saliera corriendo o pusiera cualquier excusa para marcharse lo antes posible.

Pueden llegar a un punto en que al haber evitado tanto estas situaciones sociales, la gente ya les de igual y no quieran saber nada de los demás. Esto simplemente se hace como mecanismo de defensa para seguir evitando las situaciones y convencerse a si mismos de que no se necesita a nadie.

A la vista de los demás estas personas a veces pueden resultar desagradables o estúpidas. Son por ejemplo esas personas que siempre que las llamas nunca quieren quedar y tampoco saben darte una buena excusa. Seguramente no sea porque tengan ningún problema contigo, sino por el miedo que les produce la situación, no saber que decir o miedo a caer mal.

¿Se puede superar este problema? La respuesta es SÍ. Existe tratamiento psicológico para superarlo (terapia cognitivo-conductual) y también hay algunos fármacos que como medida complementaria pueden ayudar a sentirse mejor y controlar el problema. Siguiendo estos tratamientos se puede superar en unos meses y sentirse mejor, aunque a priori para el que lo sufre parezca algo insuperable.

¿Hay alguna otra forma de superarlo? Pues supongo que cada persona con fobia social tendrá su propia manera de llevarlo lo mejor posible, pero yo creo que cuando estás ya tan cansado del problema y te das cuenta de que lo único que te hace es proporcionarte un sufrimiento inútil llega un punto que estás tan harto que ya te da igual lo que vayan o no vayan a pensar los demás, intentas hacer tu vida y estar lo suficientemente fuerte y con la autoestima alta y no preocuparte nada de lo que vayan o no vayan a pensar los demás de ti mismo.

Pues nada, sólo quería hablar de este problema para que se entienda un poco mejor. Aquí os dejo este enlace a una de las páginas mas importantes sobre fobia social por si a alguien le puede ayudar.

Hoy me despido con un refrán:

"El deseo vence al miedo"

martes, 1 de septiembre de 2009

Vacaciones forzosas

Bueno... pues como ya avisaba en uno de los artículos de este mes de agosto, concretamente en "Abierto por vacaciones" la cosa en el trabajo era preocupante y no pintaba muy bien, así que desgraciadamente mis sospechas se han confirmado. Ahora mismo estoy en lo que se podría denominar como "limbo laboral" es decir el próximo mes de septiembre mi jefe me ha dicho que no hay trabajo para mí y naturalmente no cobraré nada y en el mes de octubre ya se verá si hay trabajo aunque me imagino que no habrá. Así que podríamos decir que estoy en el paro pero sin cobrar paro, lo cual es un asco despues de llevar tanto tiempo trabajando en esta empresa y dedicándole demasiado tiempo.

De todas formas no hay mal que por bien no venga y como decía también en ese articulo a partir de ahora dedicaré mi tiempo sobre todo a terminar la carrera y a prepararme bien para intentar conseguir un mejor empleo.

Pues nada más, hoy ha sido un post cortito.


Me despido con la cita de San Juan Bosco:
"¡Ay de quien trabaje esperando la alabanza del mundo!: el mundo es un mal pagador y paga siempre con la ingratitud."