viernes, 8 de mayo de 2009

Cuando todo parece perdido.

Hoy quería hablar del partido de fútbol del Chelsea-Barça, y no es que quiera destacar lo bueno que es Iniesta, ni lo bien que juega el Barça, que también. Ni tampoco es que quiera hablar de lo lamentable de una televisión (dAnpena 3) que retransmite el Manchester-Arsenal (que no interesa a nadie en España) y luego no retransmite el Chelsea-Barça (que sí que interesa) y en cambio lo echa otra televisión que hay que pagar por verlo.

Iniesta metió el gol que dió el empate y el pase a la final en el minuto 92 del partido, cuando yo creo que la mayoría de los barcelonistas habían arrojado prácticamente la toalla y no tenían casi ninguna esperanza de que se pudiera llegar a la final...

A mí me gustaría hablar de ese momento en que parece que está todo perdido, que ya no hay remedio, que todas las esperanzas están perdidas y sin saber porqué todo cambia en un segundo.¿Cómo es posible? ¿Es cuestión de perseverancia? ¿de no rendirse hasta el último momento? o ¿Es simplemente cuestión de suerte, de azar, simplemente de una lotería, que te puede tocar o no tocar?

¿Qué habría pasado si Iniesta en vez de darle como le dió al balón le hubiera salido un disparo menos potente o ligeramente desviado, o que el portero la hubiera parado? Ahora mismo las circunstancias serían totalmente distintas, el Barcelona no habría estado en la final sino que estaría el Chelsea, toda la alegría de mucha gente y la tristeza de otra habría sido al revés, y todo por una simple circunstancia en un determinado momento.

¿Nuestra vida es también así? ¿Realmente controlamos todo lo que nos pasa y lo que hacemos o es todo una cuestión de azar y de circunstancias puntuales que se van sucediendo a lo largo de nuestra vida? ¿Porqué hay personas que parece que están siempre en el momento indicado y en el lugar correcto para que su vida vaya bien, y en cambio hay otras personas que es justo al revés, parece que siempre están en el lugar equivocado en el peor momento?

¿Existe el destino? ¿Realmente está todo programado por alguien para que sucedan las cosas así? ¿es todo cuestión de azar? ¿o somos nosotros que consciente o inconscientemente vamos dando los pasos necesarios para ir a donde queremos ir?

¿Qué influencia tiene nuestro entorno, nuestros padres, nuestros amigos, el lugar donde nacemos, la sociedad en la que vivimos, en ser como somos y en nuestra forma de comportarnos a lo largo de la vida?

Entonces... ¿somos realmente libres o somos sólo un cúmulo de condicionamientos y de circunstancias aleatorias que se han ido sucediendo en nuestra vida? Sabiendo todo ésto ¿Podemos cambiar cómo somos y ser realmente como queremos ser? ¿O la forma de cómo queremos ser también estaría condicionada por los condicionamientos y circunstancias anteriores?

¿Qué preguntas tan "filosóficas", ehhh? jijiji. Para que luego digan que los hombres que vemos fútbol no tenemos otra cosa en la cabeza, juas, juas, juas. Hay que ver las ralladas que se puede uno plantear a partir de un gol trascendental... en fin. ¡Forza Barça!

Bueno... pues si alguien conoce la respuesta a alguna de estas preguntas y es tan amable de explicármelo le estaría muy agradecido.

Hoy me despido con la cita de François de la Rochefoucauld (1613-1680) Escritor francés.

"Aunque los hombres se jacten de sus grandes acciones, muchas veces no son el resultado de un gran designio, sino puro efecto del azar."

3 comentarios:

  1. Así que eres del Barça? ya me caes un poquito mejor jajaja.

    Un beso. Clara

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante todo lo que propones. Hace medio día más o menos pensé un poco y de refilón sobre el azar en los exámenes, de lo injusto que es el método, de la influencia del estado de ánimo, de los nervios,... Creo que algo tiene que ver.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. En el mundo de los sentimientos humanos ya todo está inventado... deja de analizarlo todo... porque de todo hay... no trates de que haya justicia , porque no la hay, por muy injusto que sea... Yo trato de ser justa, tú tb... pero la vida es como es, y hay que aceptarla así. No analices todo,...vive coño, vive.Y no te consideres raro... que como tú hay mucha gente, y como yo... y en el fondo somos iguales que los que están más seguros... o incluso tenemos más seguridad, pero mostramos más nuestros sentimientos y nos quedamos en un estado más fragil.bicos.

    ResponderEliminar